Autores

    Mª Auxiliadora Gálvez
    • Edgardo Mercado

    Colaboradora

    • Alejandra Salvador Camarmo

    Fecha

    • 2015

    Estado

      Proyecto

    Emplazamiento

    • Buenos Aires, Argentina

     

arrowUP
arrowDOWN

Descripción

El proyecto es específico para la Sala Molinos del FAENA ART CENTER en Buenos Aires, Argentina.

La idea es que la Sala Molinos, y su posición geográfica, dialogue con los visitantes a través de tres planos operativos, y sus intersecciones, para revelarse como un catalizador que fomenta la unión y percepción de las relaciones Sol-cuerpo-edificio-energía. Así, la sala de exhibición en su totalidad será un único instrumento de percepción de estas relaciones que se establecen de manera singular en este lugar específico.

Plano 1. Espacio real- tiempo: Nuevo paisaje instrumental y coreográfico. Este paisaje es instrumental porque permite, a través de la configuración de un mapa, medir el movimiento del sol, sus ritmos y ciclos dentro de este edificio. El mismo es confeccionado a partir de las huellas de luz solar para diferentes horas y estaciones, a lo que se suma información antropométrica (ej: alteración de sombras corporales, la sombra como un reloj), de modo que los visitantes pueden seguir, jugar, comprender y percibir sus relaciones geográficas con la estrella y la Sala Molinos. Este paisaje también es coreográfico porque conduce a los visitantes a moverse en diferentes direcciones, cruzando a través de montículos que distorsionan la regularidad del suelo y promueven el intercambio de calor corporal con el ambiente, o bien sentándose o tumbándose en las áreas donde el sol arribará como está marcado en los montículos. Simplificando podemos decir que el paisaje de la sala quedará formado por líneas y montículos. Las líneas son solo relativas al movimiento del sol y al movimiento del cuerpo. La conjunción crea un mapa donde la información sol-cuerpos está ligada.

Plano 2. Espacio virtual- tiempo real: La nueva topología del espacio, y una proyección de video, de área circular, donde se podrá observar el cambio de luz solar dentro de la Sala Molinos con un ritmo alterado, hará converger a los visitantes hacia una región donde se encuentra una cama de agua que los invitará a tumbarse. Cuando el área de observación (cama de agua) se encuentre llena de gente, un sensor será activado para dar paso lentamente a las imágenes captadas en tiempo real por una cámara termo-gráfica ubicada de manera cenital, formando así un sol de cuerpos infrarrojos. Cuando la densidad de cuerpos disminuye el ciclo se reinicia. Toda la instalación será apoyada por sonido generado usando diferencias térmicas de acuerdo a la presencia o ausencia del sol sobre el espacio para permitir la transformación de sus radiaciones en una experiencia sonora en tiempo real. Así la energía en forma de calor proveniente del movimiento de sol y cuerpos se hace patente en el espacio. Es a través del movimiento que sol-cuerpo-edificio- energía confluyen.

Plano 3. Espacio- tiempo histórico: Sin embargo otro aspecto importante de esta obra, está solapado, y se produce cuando los visitantes descubren otro vínculo con el edificio en su tránsito por este paisaje, al observar que los montículos están construidos a base de una gran cantidad de sacos de harina, remitiéndonos de forma directa a la fuente de alimento obtenida en el pasado fundacional de este lugar. Estos sacos serán donados a la ONG "Banco de alimentos" (destinado a comedores infantiles) una vez llegue a término la exhibición, cumpliendo así una vez más la Sala Molinos la tarea de abastecer de alimento, pero esta vez a través de la industria cultural.

Heliografías para cuerpos de sangre fría y caliente

Project Image

1

/

2

/

3

/

4

/

5

/

6

/

7

Sol de cuerpos