Autora

  • Mª Auxiliadora Gálvez

    Colaboradora

    • Laura López Gabaldón
    • Promotor

      • COA Almería

      Fecha

      • 2014

      Estado

      • Proyecto de concurso
      • Emplazamiento

        • Roquetas de Mar, Almería, España
    arrowUP
    arrowDOWN

    Descripción

    Un lugar en el barrio… el mercado de abastos de Roquetas de Mar:

    La propuesta trata de explorar las posibilidades que ofrece la estructura espacial del mercado bajo el punto de vista de los aspectos sociales, imaginativos, programáticos o energéticos.

    Bajo el punto de vista social se trata de recuperar un espacio donde la vida cotidiana pueda desenvolverse con la riqueza de los rituales humanos asociados a cualquier clase social y edad. Pensamos que este espacio ofrece posibilidades para todos. El proyecto trata de ampliar estos rituales asociados a espacios públicos ofreciendo programas sencillos pero que en su combinación propician un tipo de espacio público a cubierto que no existe en estos momentos en Roquetas de Mar y que no es fácil de hallar en nuestras ciudades, tan codificadas ya de antemano que no dejan lugar a la invención de "cómo las cosas pueden ser"… ni a las acciones que puedan desarrollarse de forma más espontánea fuera de las funciones previamente determinadas.

    Estas intenciones para la recuperación y generación de rituales ciudadanos están íntimamente asociadas a la imaginación y las posibilidades programáticas.

    Los programas propuestos son solo el principio de una forma de ver los espacios obsoletos como reserva de la imaginación y de las posibilidades alternativas para desarrollar experiencias urbanas. Estos programas pueden evolucionar, recombinarse o sustituirse, en un proceso de reinvención continua de la realidad, siempre siguiendo la lógica espontánea de la búsqueda de posibilidades en tiempo real. Las asociaciones y colectivos de ciudadanos pueden seguir este proceso en colaboración con las entidades públicas.

    En esta línea algunos de los programas propuestos en combinación con el de mercado y restaurante o gastrobar son: un mercado de flores que se configura como jardín laberinto con plantas que tienen fototropismos- al lado este; una pista de petanca que alternativamente puede usarse como arenero para juegos infantiles o como pequeña playa para tumbarse y ver el cine; cine y área de sombras chinescas en el lado oeste; área de deportes como el tenis de mesa. Las mesas de ping-pong pueden ser usadas igualmente por el gastrobar en eventos especiales; zona de marcas en el suelo para juegos infantiles con diversos circuitos; o la colección de jardines acuáticos y sintéticos en la cubierta, junto con la terraza mirador.

    Todos estos programas además están entrelazados con la nueva termodinámica propuesta para paliar la necesidad de aporte energético al recinto.

    Las condiciones climáticas que se dan en Roquetas de Mar son propicias para alcanzar el confort de forma pasiva, sin necesidad de sistemas de climatización. Principalmente se deben paliar las altas temperaturas que se alcanzan entre mayo y agosto y trabajar para reducir la humedad. La única parte del proyecto que se considera acondicionada de forma activa seria el restaurante, que aún así utiliza el sol del sur para calentarse en invierno y lo evita en verano para protegerse. El resto de actividades consideramos que pueden realizarse sin un acondicionamiento activo sino con una termodinámica mejorada a partir de técnicas pasivas.

    Para ello proponemos una adecuada ventilación aprovechando el viento dominante de suroeste a través de una configuración del espacio en forma de chimenea de ventilación que ayudaría a mantener el espacio del mercado permanentemente ventilado. Se hace a partir de una edificación adyacente en su lado norte que propicia este nuevo funcionamiento termodinámico.

    Esta "chimenea de ventilación" o nuevo trazado para el recorrido del viento se complementa con una cubierta con mayor protección frente al soleamiento y capaz de irradiar calor por la noche a la bóveda celeste. Se trata de una superposición a la cubierta existente- que no se toca- a partir de una serie de "colchones" de aire. Por su interior se haría correr aire fresco procedente del subsuelo- estrategia similar a la de un pozo canadiense- de forma que el impacto de sobrecalentamiento sobre el espacio interior del mercado será mucho menor. A su vez, estos nuevos colchones incluyen tres estrategias adicionales de carácter energético. La primera es su materialidad a partir de policarbonato o etfe (según sean rígidos o hinchables) que tendría un acabado blanco irisado "heat-stop" con lo que las ganancias por la radiación directa del sol serían prácticamente nulas. La segunda es la posibilidad de abrirse por la noche en determinados puntos y soltar de esa manera el calor acumulado durante el día. Estas dos estrategias se incorporan igualmente a la envolvente de la nueva edificación adosada al mercado en el lado norte. Y la tercera es la inclusión en estos colchones de una serie de jardines acuáticos, de cubiertas de agua, que permitirían igualmente tener diversos colchones energéticos e irradiar calor por la noche.

    Estas cubiertas de agua funcionarían protegiéndose de día de la radiación solar- para ello podrían usarse telas pero también, como se propone aquí, diversas plantas acuáticas flotantes que evitarían un excesivo calentamiento- y por la noche, captarían por convención el calor sobrante del edificio emitiéndolo hacia el exterior.

    Debido al peso del agua, los jardines no son muy profundos- no lo necesitan- y se sitúan lejos de los puntos centrales de máxima carga de los prefabricados biapoyados que forman la cubierta. Así situados pretenden cumplir dos objetivos: el primero sería conformar una constelación de jardines visibles desde la terraza mirador, el restaurante- a partir de la reflexión- y las edificaciones adyacentes, es decir, conformar un nuevo paisaje que le de identidad a este lugar del barrio; y el segundo, a través de su monitorización- podrían incorporarse sensores en cada uno de ellos- propiciar un aula medioambiental y de estudio de este sistema, testando las plantas y sus comportamientos, divulgando esta sencilla técnica pasiva y su biodiversidad.

    Todas estas estrategias dotarían al mercado de la revitalización y energía necesarias- también de una nueva identidad- y proporcionarían a sus habitantes un nuevo imaginario colectivo compartido de lo urbano y de sus posibilidades… cuyo potencial no habría hecho más que empezar a explorarse.

    Un lugar en el barrio...

    1

    /

    2

    /

    3

    /

    4

    /

    5

    Planta de cubiertas y restaurante